Capítulo 12: ¿Dónde está? ♥

3.6.09 en 12:14
Me desperté como cualquier otro día. Nada fuera de lo común. Me lavé la cara y me peine. Adoraba mi cabello, hace más de 6 años que no me lo cortaba, y amaba el resultado. Lo que más quería de pequeña era tener el cabello al estilo "rapunzel" ya saben, extra largo. Me vestí con el uniforme (¡puaj!) y fuí al comedor. Ahí estaba mi madre haciendo hot-cakes (ñami, mi desayuno preferido) mientras Cris leia el periódico.

- Hola mamá.

- Hola cielo. Enseguida te sirvo el desayuno. -dijo mi madre, con el mismo tono de resfriado de ayer.

- ¿Qué tal la noche Sami? -me preguntó Cris.

- Normal, aunque no descansé mucho.

- Pues acuestate más temprano. -dijo medio reprochándome.

- ¿¡Qué!? si me acosté a las 11.00, ¿no te parece bien?

- Jajaja, es broma, es broma..

- Já já já -dije en tono irónico. Cris siempre me hacía ese tipo de bromas, las cuales no me causaban ni una pizca de gracia, mientras que el se mataba a risotadas.

Después de desayunar (y de cepillarme los dientes obviamente) me dirigí al colegio. Feliz, a ver a mi nueva amiga, y bueno, a mi.. novio. Si, a mi novio. A mi hermoso y amado novio.

Llegué al colegio y estaba Rocío en la entrada. Parece que había llegado un poco temprano. Nos sentamos en las mismas bancas que nos habíamos sentado hace un día y combersamos de todo un poco. Ella se había hecho nuevas amigas en su curso (que eran las que había visto con ella en algunos recreos) y bueno yo le conté con lujo de detalles lo de Fabián y también le comenté sobre Ania, mi amiga. Y sonó el timbre, asique nos dirijimos cada una a su clase.

Al entrar a mi clase, encontré a Ania sentada con otra chica, y ni siquiera me miró. Que mal educada. Miré al rededor y habían poquísimos asientos disponibles, o me apuraba, o me tendría que sentar con cualquier persona. Divisé en la última fila a ya saben quién, y me hiso señas de que fuera hacia allá. Me sonrojé y me negué, que vergüensa. ¿Estaría loco? jamás demostraba sentimientos en público y tampoco me caería muy bien que me presentara a sus amigos como "su novia". Pero ya saben, al final su encanto me convenció y tube que ir a donde él, lo que al final no resultó del todo malo.

Al estar a eso de un metro de su cuerpo, el se paró de su silla y me rodeó con sus fuertes brazos mi cintura y me acercó hacia él, lo que produjo diferentes tipos de chiflidos y gritos. Me sonrojé a más no poder, pero estaba feliz.

- Hola mi amor. ¿Te acuerdas de cuando nos conocimos? -a eso yo solo pude asentir. No me salian las palabras.- Bueno, ese tal "Camilo" que te dije, ese que me fué a buscar, es él, por si acaso no te recuerdas.

Entonces me saludo de beso (en la mejilla por su puesto) un muchacho largo y flaco, con el pelo enredado y despeinado de color bronce y ojos café oscuro, casi negro. Era muy guapo, pero más lo era Fabián.

- ¡Eh! es mi chica, no te pases. -dijo Fabián abrazandome más fuerte y corriendome hacia un lado, para que Camilo no pudiera darme el beso en la mejilla.

- Ya, ni que la fuera a raptar, tan solo la iva a saludar. Y bueno esto.. eh, ¿que iva a decir? ah.. ¡ya sé! me puedes decir Milo. ¿Conoces esa marca de cereales y de polvo para leche? así mismo. -me dijo simpáticamente. Parecía distraído y muy chistoso.

- Yo soy..

- Samantha. -me interrumpió "Milo" antes de que pudiera decir siquiera mi nombre.- Fabián no nos a parado de hablar sobre ti desde el día en que te vió en el Mc Donals, sé hasta de que marca eran los pantalones que llevabas ese día. Es apestante. -dijo agobiado.

- ¿No te dije yo que me enamoré perdidamente de ti? -me dijo Fabi, dandome un beso, no muy largo claro porque estabamos en medio de la sala de clases.

- ¡Ya! nada de escenitas aquí, ¿ok? y no es por nada pero la profesora entró hace 5 minutos y creo que ha observado todo. Valla lío. -dijo Milo asqueado.

Nos dimos vuelta todos, digo todos porque eramos Fabi, Milo, yo y otras chicas y chicos que al parecer eran amigos de ellos. Pero no alcanzó el tiempo de precentarnos. Corrímos ha sentarnos y comenzó la clase. Menos mal que la profesora no se percató de nuestra "escenita", si no me moriría de vergüensa. En este caso me senté con Fabián, y el no paró de darme besitos cada vez que la profesora se daba vuelta. Estaba en las nubes. A penas entendía si me hablaban.

Solo una cosa me despejó la mente. ¿Y Lucy? no me atreví a preguntar. ¿Donde estaría? si esque está por acá, ¿nos habrá visto?. Espero que no, pobre chica.


8 comentarios, ¡deja el tuyo!

  1. Salome Says:

    Una entrada muy bonita, es muy chula. La historia es muy binita y cada vez tienes mas fans ve a mi blog tienes un mini regalito. Sorpresa!

  2. Anónimo Says:

    AMO TU BLOG ME QUEDO SIN PALABRAS CUANDO LO LEO SOLO TE DIGO QUE TE QUIERO FELICITAR Y QUE LA HISTORIA ES MUY ORIGINAL
    TAMBIEN TE FELICITO POR ACEPTAR LAS CRITICAS CONSTRUCTIVA PORQUE NO TODO EL MUNDO LO HACE FELICITACIONES.
    bYE

  3. Anónimo Says:

    ta wena pero esperaba mas accion. xd en wena see. espero qe sigas escribiendo. te amo chauu

  4. Anónimo Says:

    Liza porciacaso ^
    ................|

  5. Hibbyta Says:

    aww que tierno!!!
    cada vez amo más la historia ^^
    besos!!

  6. anastazia Says:

    sigue escribiendo!!!
    esta super tu historia!!!!

    Bss =D

  7. Shakeiit Says:

    Cada dia tu Historia es más Hermosa(L)

  8. Anónimo Says:

    me gusta mucho esta hisoria :D
    sigue escribiendo!
    un beso.

Publicar un comentario

3.6.09

Capítulo 12: ¿Dónde está? ♥

Me desperté como cualquier otro día. Nada fuera de lo común. Me lavé la cara y me peine. Adoraba mi cabello, hace más de 6 años que no me lo cortaba, y amaba el resultado. Lo que más quería de pequeña era tener el cabello al estilo "rapunzel" ya saben, extra largo. Me vestí con el uniforme (¡puaj!) y fuí al comedor. Ahí estaba mi madre haciendo hot-cakes (ñami, mi desayuno preferido) mientras Cris leia el periódico.

- Hola mamá.

- Hola cielo. Enseguida te sirvo el desayuno. -dijo mi madre, con el mismo tono de resfriado de ayer.

- ¿Qué tal la noche Sami? -me preguntó Cris.

- Normal, aunque no descansé mucho.

- Pues acuestate más temprano. -dijo medio reprochándome.

- ¿¡Qué!? si me acosté a las 11.00, ¿no te parece bien?

- Jajaja, es broma, es broma..

- Já já já -dije en tono irónico. Cris siempre me hacía ese tipo de bromas, las cuales no me causaban ni una pizca de gracia, mientras que el se mataba a risotadas.

Después de desayunar (y de cepillarme los dientes obviamente) me dirigí al colegio. Feliz, a ver a mi nueva amiga, y bueno, a mi.. novio. Si, a mi novio. A mi hermoso y amado novio.

Llegué al colegio y estaba Rocío en la entrada. Parece que había llegado un poco temprano. Nos sentamos en las mismas bancas que nos habíamos sentado hace un día y combersamos de todo un poco. Ella se había hecho nuevas amigas en su curso (que eran las que había visto con ella en algunos recreos) y bueno yo le conté con lujo de detalles lo de Fabián y también le comenté sobre Ania, mi amiga. Y sonó el timbre, asique nos dirijimos cada una a su clase.

Al entrar a mi clase, encontré a Ania sentada con otra chica, y ni siquiera me miró. Que mal educada. Miré al rededor y habían poquísimos asientos disponibles, o me apuraba, o me tendría que sentar con cualquier persona. Divisé en la última fila a ya saben quién, y me hiso señas de que fuera hacia allá. Me sonrojé y me negué, que vergüensa. ¿Estaría loco? jamás demostraba sentimientos en público y tampoco me caería muy bien que me presentara a sus amigos como "su novia". Pero ya saben, al final su encanto me convenció y tube que ir a donde él, lo que al final no resultó del todo malo.

Al estar a eso de un metro de su cuerpo, el se paró de su silla y me rodeó con sus fuertes brazos mi cintura y me acercó hacia él, lo que produjo diferentes tipos de chiflidos y gritos. Me sonrojé a más no poder, pero estaba feliz.

- Hola mi amor. ¿Te acuerdas de cuando nos conocimos? -a eso yo solo pude asentir. No me salian las palabras.- Bueno, ese tal "Camilo" que te dije, ese que me fué a buscar, es él, por si acaso no te recuerdas.

Entonces me saludo de beso (en la mejilla por su puesto) un muchacho largo y flaco, con el pelo enredado y despeinado de color bronce y ojos café oscuro, casi negro. Era muy guapo, pero más lo era Fabián.

- ¡Eh! es mi chica, no te pases. -dijo Fabián abrazandome más fuerte y corriendome hacia un lado, para que Camilo no pudiera darme el beso en la mejilla.

- Ya, ni que la fuera a raptar, tan solo la iva a saludar. Y bueno esto.. eh, ¿que iva a decir? ah.. ¡ya sé! me puedes decir Milo. ¿Conoces esa marca de cereales y de polvo para leche? así mismo. -me dijo simpáticamente. Parecía distraído y muy chistoso.

- Yo soy..

- Samantha. -me interrumpió "Milo" antes de que pudiera decir siquiera mi nombre.- Fabián no nos a parado de hablar sobre ti desde el día en que te vió en el Mc Donals, sé hasta de que marca eran los pantalones que llevabas ese día. Es apestante. -dijo agobiado.

- ¿No te dije yo que me enamoré perdidamente de ti? -me dijo Fabi, dandome un beso, no muy largo claro porque estabamos en medio de la sala de clases.

- ¡Ya! nada de escenitas aquí, ¿ok? y no es por nada pero la profesora entró hace 5 minutos y creo que ha observado todo. Valla lío. -dijo Milo asqueado.

Nos dimos vuelta todos, digo todos porque eramos Fabi, Milo, yo y otras chicas y chicos que al parecer eran amigos de ellos. Pero no alcanzó el tiempo de precentarnos. Corrímos ha sentarnos y comenzó la clase. Menos mal que la profesora no se percató de nuestra "escenita", si no me moriría de vergüensa. En este caso me senté con Fabián, y el no paró de darme besitos cada vez que la profesora se daba vuelta. Estaba en las nubes. A penas entendía si me hablaban.

Solo una cosa me despejó la mente. ¿Y Lucy? no me atreví a preguntar. ¿Donde estaría? si esque está por acá, ¿nos habrá visto?. Espero que no, pobre chica.


8 comentarios:

Salome dijo...

Una entrada muy bonita, es muy chula. La historia es muy binita y cada vez tienes mas fans ve a mi blog tienes un mini regalito. Sorpresa!

Anónimo dijo...

AMO TU BLOG ME QUEDO SIN PALABRAS CUANDO LO LEO SOLO TE DIGO QUE TE QUIERO FELICITAR Y QUE LA HISTORIA ES MUY ORIGINAL
TAMBIEN TE FELICITO POR ACEPTAR LAS CRITICAS CONSTRUCTIVA PORQUE NO TODO EL MUNDO LO HACE FELICITACIONES.
bYE

Anónimo dijo...

ta wena pero esperaba mas accion. xd en wena see. espero qe sigas escribiendo. te amo chauu

Anónimo dijo...

Liza porciacaso ^
................|

Hibbyta dijo...

aww que tierno!!!
cada vez amo más la historia ^^
besos!!

anastazia dijo...

sigue escribiendo!!!
esta super tu historia!!!!

Bss =D

Shakeiit dijo...

Cada dia tu Historia es más Hermosa(L)

Anónimo dijo...

me gusta mucho esta hisoria :D
sigue escribiendo!
un beso.

Publicar un comentario